jueves, 1 de diciembre de 2011

Saludos y agradecimientos

Hola a todos!!!


Como ya sabeis hace unos meses mi vida dió un giro inésperado y tuve que enfrentarme a algunos cambios.


Al principio los cambios pueden resultar desagradables, el dolor puede inundar tus pensamientos y tu corazón y no dejarte ver todas las puertas que quizás se abran debido a esos cambios...

Pasan los días, soplan nuevas brisas de aire fresco y la sonrisa de nuevo parece dibujarse en tu rostro, lo que antes era dolor ahora es alegría, nuevas posibilidades…
¡Que agradable resulta a veces ese soplo de aire fresco!

No sé cómo agradeceros tantas muestras de cariño que habéis tenido y seguís teniendo conmigo, 
muchísimas gracias, de verdad, sois fantásticos!!!

Tendréis que disculparme que no pase por vuestras casas, pero ese cambio de aires también implica estar un poco más desconectada de la blogosfera, aun así os llevo a todos en mi corazón ;)

Os cuento que Piti, Boss y Minigatito están estupendamente, más enormes y cariñosos cada día y que están bien donde están, en su hogar de siempre.

Mi pasión por la cocina no ha desaparecido ni mucho menos, solo sigue en stand-by por ahora.

Mientras tanto... me gustaría presentaros a un revelo de lujo, mi querida hermanita que recientemente se ha decidido a escribir un blog. 


Seguro que lo hace de maravilla, ¡es mil veces mejor repostera que yo! ;)

Gracias por todo, amigos!!!



lunes, 27 de junio de 2011

Un hasta pronto

Me cuesta mucho hacer esta entrada, me cuesta más de lo que imaginaba...

Lo primero que quiero es daros las gracias porque ya sois 101 amigos los que seguis este blog y no sabeis como me llena eso de alegría, más en estos momentos que no son los mejores para mi.

Parece increible, pero se crea una conexión dificil de explicar, que hace que vuelvas para leer las historias de otras personas, para aprender de ellas, para compartir buenos y malos momentos...
A mi me cuesta darme a conocer, soy una persona reservada, pero desde esta ventanita he recibido mucho cariño y apoyo que no puedo ni quiero olvidar...


...por eso esto no es un adiós, solo un hasta pronto, un tiempo muerto hasta que recupere las riendas de mi vida otra vez, hasta que me ubique en algún lugar que vuelva a ser mio...
Sé que no me explico demasiado, pero en resúmen mi nueva vida empieza ahora, vienen muchos cambios, no podré estar por aquí y no quería desaparecer sin más.

Va a ser duro, pero esto solo puede hacerme más fuerte...o al menos eso espero,
que todos estos cambios sean para bien.

Os quiero, HASTA PRONTO.

sábado, 25 de junio de 2011

CWK: Pseudo pavlova con crema pastelera

Whole Kitchen en su Propuesta dulce para el mes de junio nos invita a preparar un clásico de la repostería: la Pavlova 


Lo confieso, se me da fatal el merengue.
Creo que porque no he trabajado lo suficiente con él o porque no me acaba de convencer comerlo…el caso es que no le tengo pillado el punto.

Encima esta vez me ha pillado el toro para la propuesta WK, no tenía ninguna fruta en casa para ponerle (los tres plátanos churrichios del frutero no cuentan), no es lo que me proponía hacer ni mucho menos, no quedó crujiente, encima me quedé sin luz para las fotos…un desastre.
De todas formas aquí os dejo mi Pseudo Pavlova.

La pavlova es un postre elaborado con un merengue, que se denomina así, en honor a la bailarina Anna Pávlova.
Es un plato característico por ser muy crujiente por fuera y muy suave y ligero en el interior.
El origen de este plato no está claro, ya que encontramos que los habitantes de Nueva Zelanda y los de Australia se otorgan ser los creadores de tal plato.

El libro más antiguo en el que se describe una receta muy parecida a la Pavlova es de origen neozelandés, y se fecha en 1929, en cambio, el nombre a este postre se lo dió en 1935 el chef del Hotel Esplanade en Perth, Australia, Bert Sachse, cuando la bailarina rusa Anna Pavlova, fue a visitar el país y el chef le deleitó con esta creación.

La controversia con respecto a su origen es tan grande que incluso ha generado estudios universitarios sobre él, a pesar de esto, es probable que nunca se dé con la certeza sobre su origen.
Una vez que tengamos nuestra Pavlova horneada, podremos cubrirla de una crema de vainilla, un chantilly, una mousse, una crema de chocolate..y finalizarla con unas frutas de temporada, así conseguimos una tarta deliciosa y completa.

Os dejo la receta tal cual nos la dejaron las chicas de Whole Kitchen.

Ingredientes:
6 claras de huevo
1 taza de azúcar
3 cucharas (de té) de vinagre
una pizca de cremor tártaro *(sobre blanco de gaseosa "El Tigre")
unas gotas de extracto de vainilla
3 cucharadas (de té) de maizena (harina de maiz)

Mezcle el azúcar con la maizena.
Bata las claras de huevo, una vez estén blanqueadas añada el cremor tártaro. Cuando estén bien montadas, hasta punto de nieve, añadir con mucho cuidado la mezcla de maizena y el vinagre, mezclar con mucho cuidado de forma envolvente.
Cubra un molde con papel de horno en el fondo.
Coloque la mezcla en el molde y espolvoree con azúcar.
Hornee en el horno a temperatura media (175º) durante unos 15 minutos. 
Pasado este tiempo, reduzca la temperatura del horno a 100º y hornee durante hora y media. 
La Pavlova debe quedar con un color crema. 

Crema pastelera (receta del libro Pastelería de Marianne Magnier-Moreno)
Ingredientes:
Medio litro de leche
6 yemas de huevo
100 gr de azúcar
50 gr de harina
1 cucharada de extracto de vainilla
Llevar la leche a ebullición en un cazo. Mientras tanto batir las yemas con el azúcar. Incorporar la harina.
Echar la mitad de la leche hirviendo sobre las yemas sin dejar de batir. Remover en el cazo, batiendo bien.
Sin dejar de batir, dejar que hierva de 30 segundos a 2 minutos, en función de la consistencia deseada. 
Incorporar el extracto de vainilla. Dejar que se enfríe por completo y meter en la nevera.

Montar la pavlova con la crema pastelera en el centro, añadir raspadura de limón por encima.



A pesar de ser fea, nos la comimos muy a gusto, el merengue estaba muy rico y la crema también ;)

miércoles, 22 de junio de 2011

Spanakotiropita: empanada griega de espinacas y queso feta

Como me sobró un paquete de pasta brick de la bastela del reto del CWK aproveché para hacer esta receta griega que me encanta: Spanakotiropita.
Es sencillo de preparar y una buena forma de comer espinacas.
Sobre todo a los que nos les gusten demasiado, seguro que de esta forma les van a encantar.


La Spanakotiropita es una empanada tipica de Grecia hecha de pasta philo (aunque yo usé brick) rellena de espinacas y queso feta.

Ingredientes:
600 gr. de espinacas frescas
200 gr. de queso feta
8 láminas de pasta philo o brick
1 puerro
1 cebolla
1 huevo
Mantequilla para pincelar la pasta
Perejil
Sal, pimienta y aceite

Elaboración:
Se ponen a hervir en agua con sal durante 8-10 minutos las espinacas troceadas y lavadas, se sacan y se dejan escurrir muy bien, se aplastan con el tenedor si hiciera falta para sacarles bien toda el agua.

Se trocea el puerro y la cebolla y se pochan con una cucharada de aceite, se añaden a las espinacas con el huevo batido, el perejil y el queso feta en trocitos pequeños, se le pone sal y pimienta. Se mezcla bien, este será el relleno de nuestra empanada.

Se coloca en un molde para horno engrasado una lámina de pasta brick pincelada con mantequilla y se van alternando capas con el relleno. Yo pongo dos capas al fondo y dos al final.
Se mete al horno precalentado a 180ºC unos 15-20 minutos hasta que lo veais doradito pero no quemado ;)


Esta entrada se la dedico a mi querida amiga Sofía, que pronto inicia una nueva vida en otra ciudad
(menos mal que es a la vecina Murcia).
Sofi te deseo toda la suerte del mundo, te voy a echar muchísimo de menos!
te quiero!

lunes, 20 de junio de 2011

Carbayones asturianos


El blog de Isabel ha llegado a los 1.000 seguidores! (en realidad ya los ha superado) y para celebrarlo nuestra amiga asturiana celebra este concurso de cocina de su tierra.

(ampliado el plazo hasta el 26 de junio)

¿Qué decir de esta estupenda mujer que no sepáis ya?
Su constancia, su buen hacer, su sinceridad y su simpatía hacen que Isabel se merezca, no mil, sino un millón de seguidores. Siempre está ahí animándonos con sus comentarios y deleitándonos con sus recetas.



Una pequeña confesión: en realidad la sigo desde hace mucho tiempo, antes de pensar en tener un blog,  Aliter Dulcia estaba en mis “webs de cabecera” .
No fue hasta bastante tiempo después cuando me atreví  a dejarle un comentario, que ella por supuesto respondió rapidamente, como suele hacer.

Este concurso me ha servido para conocer más la gastronomía asturiana y me alegro porque 
¡vaya manjares que se cuecen por allí!
Cuando buscando recetas vi los Carbayones, lo tuve claro. 

El Carbayón (gran roble en asturiano) es el nombre que recibe un roble centenario que estaba situado en la Calle de Uría de Oviedo, en Asturias. 
Este árbol, de enorme importancia simbólica para la ciudad, da lugar al gentilicio oficioso de la ciudad de carbayones.
José de Blas encargó al maestro de obrador José Gutiérrez un pastel especial que representara a Oviedo en la I Feria Internacional de Muestras de Gijón en 1924, por eso se le bautizó con el gentilicio popular de los ovetenses. Los carbayones, que llegaron a ser patrimonio de toda la repostería asturiana, son exquisitos pasteles de almendra y yema con una base de hojaldre y bañados en azúcar.  


La receta la encontré en el blog de Begoña, "Las recetas de Marichu y las mias"

Ingredientes:
1 plancha de hojaldre
125 grs de almendra molida
1 huevo
4 yemas de huevo
125 grs de azúcar para el relleno
125 grs de azúcar para los glaseados
Ralladura de 1 Limón
Un chorrito de vino dulce 

Elaboración: 
Ponemos a calentar el horno a 180ºC
Forramos con hojaldre los moldes y preparamos el relleno:
En un recipiente mezclamos la almendra molida, el azúcar, un huevo entero, dos yemas, ralladura de limón y el chorrito de vino dulce (puse Pedro Ximénez), mezclamos bien hasta que quede una pasta con la que rellenamos los moldes.
Metemos al horno unos 15 minutos o hasta que veais que está hecho.
Dejamos enfriar.

Mientras preparamos el baño de yema, calentamos en un cazo 6 cucharadas de agua y 4 de azúcar, llevamos a ebullición, dejamos enfriar un poco y vertemos sobre las 2 yemas sin parar de remover. Calentamos de nuevo, removiendo hasta que espese.
Los pintamos con la esta mezcla. Dejar enfriar.

Preparamos el glaseado característico de los carbayones, (que debería ser más blanco, creo que no lo conseguí porque al no estar bien frio el baño de yema se mezclaron las dos coberturas) calentando esta vez 6 cucharadas de azúcar y 4 de agua, batimos hasta que quede blanco, cubrimos con una capa generosa de esta mezcla.


Isabel, no son los de Camilo de Blas, pero espero que te gusten ;)

Además estoy muy contenta porque mi ensalada de roquefort y nueces ha quedado segunda en el concurso de Ummu de "Bienvenida a mi cocina", además Ummu me ha otorgado el premio a mejor fotografía! 
Nos hace muy felices, gracias!



Os invito a ver la receta ganadora y todas las demás recetas participantes que son estupendas AQUÍ.

Feliz día a todos!

Edito: hoy no puedo comentar en ningún blog!!! que le pasa a blogguer? :( 

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...